lunes, 14 de agosto de 2017

La plataforma para salvar el faro de Cabo Palos inicia su calendario de denuncia y resistencia con más del millar


CABO DE PALOS.- Con la excepción del Partido Popular, todas las formaciones políticas con representación en el Ayuntamiento de Cartagena, se sumaron hoy a la manifestación convocada por la Plataforma “Salvemos El Faro” desarrollada esta tarde  durante casi dos horas por las calles de Cabo Palos, desde el centro comercial Las Dunas al torreón del siglo XIX, en cuyo camino han vuelto a aparecer pintadas en contra de su privatización a pesar de que la Autoridad Portuaria borrase otras iguales la semana pasada. 

La manifestación, con más de un millar y medio de participantes en su momento álgido, según la Guardia Civil, se ha desarrollado sin incidentes y ha contado con apoyo de plataformas ciudadanas, asociaciones de vecinos y de todos los partidos políticos de Cartagena, a excepción del Partido Popular.

Durante la marcha se pudieron escuchar lemas como «Cuidado, Teodoro, estamos al loro», en alusión al diputado del PP Teodoro García, impulsor de una moción favorable al hotel; y «Sevilla, el faro no lo pillas», en referencia al presidente de la Autoriad Portuaria. 

Sorprendentemente Ciudadanos, formación política que votó en el Congreso de los Diputados a favor de la iniciativa del Partido Popular para privatizar el legendario Faro de Cabo de Palos, aparece ahora como defensor de su utilidad pública y se suma al resto de formaciones políticas que defienden los planteamientos de la plataforma “Salvemos El Faro”.

Este doble lenguaje del partido de Albert Rivera no pasó desapercibido entre los manifestantes que comentaban, alguno de manera airada, la demagogia de la formación naranja que en Madrid votó en contra de los intereses de todos los cartageneros y, en Cartagena, cambia por completo su discurso.


La protesta estaba respaldada por la diputada nacional del PSOE, María González Veracruz; la concejala del PSOE en Cartagena, Carmen Martín; el concejal de Calidad de Vida de MC, Francisco Calderón; el portavoz de Ciudadanos en Cartagena, Manuel Padín; y la portavoz de Cartagena Sí Se Puede, Pilar Marcos; entre otros representantes políticos.  

«Vamos a conseguir el blindaje del faro y de sus alrededores, que también corren peligro», advirtió la profesora Gloria Moya, presidenta de la plataforma convocante, que no piensa rendirse tras recoger ya 8.000 firmas de adhesión a su propósito de evitar la privatización de la torre de señales y su base que ahora se quieren declarar BIC para quedar blindados ante nuevos intentos especulativos.  

"Haremos más movilizaciones y no descartamos ir a Murcia a protestar", ha confirmado Moya.

Crónica en la prensa regional

Los vecinos de Cabo de Palos salieron este lunes por la tarde a las calles de la localidad para protestar contra la moción del Partido Popular para conceder la explotación del faro a una empresa privada para desarrollar un hotel o un casino.

En la manifestación, que comenzó a las 19.30 horas en el centro comercial Las Dunas, en torno a 400 vecinos recorrieron el pueblo, sumándose a la protesta cada vez más gente, hasta llegar al puerto. En la cabeza de esta marcha, los vecinos portaban una pancarta en la que se podía ver una imagen del faro de Cabo de Palos y leer un lema que rezaba 'No se vende, se defiende', en referencia a esta posible explotación privada fines turísticos y en la defensa del faro como bien público.

Al frente de esta manifestación se encontraban representantes municipales del PSOE, Ciudadanos, Podemos, Movimiento Ciudadano y la Plataforma Salvemos el faro de Cabo de Palos. Hay que recordar que los tres primeros partidos se reunieron el pasado 3 de agosto con esta plataforma para acordar el llamado Pacto del Faro, por el que estos partidos políticos se comprometían a presentar de manera conjunta una proposición no de ley y así poner coto a la del PP para darle un uso turístico a esta construcción. No obstante, Ciudadanos no terminó de ver su alianza con Podemos y PSOE y, de manera individual, acabó presentando su particular proposición no de ley, según la crónica y foto de La Verdad.

Al llegar al faro, se ha leído un manifiesto en el que los integrantes de la Plataforma Salvemos el faro de Cabo de Palos han asegurado que utilizarán «todos los recursos» que la ley les permita para «dar a conocer su causa» hasta solucionar este problema. Asimismo, criticaron que el Partido Popular esté «retorciendo la ley para beneficio propio y de presuntos socios» y anunciaron que continuarán las iniciativas legales, «confiando en el buen hacer de fiscales y jueces», hasta que cesen «los acosos especulativos» contra el Faro de Cabo de Palos, siempre según el decano de la prensa regional.

El intento de privatización del Faro de Cabo de Palos huele a corrupción y sorprende que la fiscalía no haya actuado de oficio. De hecho, el representante legal de los empresarios, Andrés Ayala, que fue diputado y portavoz del PP en la Comisión de Fomento del Congreso de los Diputados, ha querido salvar su posible responsabilidad en un posible delito de tráfico de influencias, manifestando que se trata de una casualidad que, el también diputado murciano Teodoro García, presentara una proposición parlamentaria dirigida a la citada Comisión de Fomento, por la que instaba al Gobierno a convertir en uso turístico el Faro del Cabo de Palos, pocos días después de haberse constituido la empresa que solicitaba su explotación y con un capital de 3.000 €, según http://latribunadelpaisvasco.com

Andrés Ayala, en su época de diputado, ya fue acusado de tráfico de influencias por la adjudicación a una empresa de la que era accionista y presidente, del Casino de Logroño. Entonces la oposición le acusó de “evidente convivencia” con el Gobierno de La Rioja y llevó su caso ante la Comisión del Estatuto de los Diputado.  Ayala ha estado vinculado, a lo largo de su vida, a multitud de empresas que han tenido trato especial con la administración y que después fueron disueltas. En  2.002 se le acusó de financiación ilegal del Partido Popular y de haber financiado, a través de una empresa, la sede del PP en la capital de La Rioja, siempre según el mismo digital.

El pasado 20 de marzo se constituía la empresa Faros de Levante, S.L., en la ciudad de Cartagena, con dos únicos propietarios: Fernando Alberto Díaz Ripollés y Aurelio Solana Ayala. Fernando Alberto Díaz Ripollés ya fue imputado, junto al alcalde del Partido Popular y todos sus concejales en febrero de 2016, por el Juzgado de Primera Instancia número 7 de San Javier, por posibles delitos de cohecho, prevaricación y tráfico de influencias. Por su parte, Aurelio Solana Ayala, es el mismo empresario al que el diputado del popular Francisco Bernabé, contrató en 2013 la promoción internacional del Festival del Cante de la Minas.

Otro de los actores necesarios en esta trama es Antonio Sevilla, presidente de la Autoridad Portuaria de Cartagena quien, dieciocho días antes de que el Partido Popular presentara la iniciativa parlamentaria en el Congreso de los Diputados, recibió la petición Faros de Levante, S.L. de convertir el Faro de Cabo de Palos en un hotel. Antonio Sevilla no informó al Consejo de Administración del Puerto de Cartagena de la citada propuesta y presionó a los cuatro fareros del Faro para que aceptaran la propuesta de traslado de su actividad al puerto de Cartagena para lo que no dudó en utilizar al Jefe de Personal, al Director Técnico e incluso intentó manipular al propio Comité de Empresa.

Finalmente es el diputado murciano del Partido Popular, Teodoro García, quien que presentó la Proposición no de Ley ante el Congreso de los Diputados. La coincidencia en el tiempo de su iniciativa parlamentaria con el interés de Faros de Levante, S.L. es más que sospechosa, tanto es así que, de no tratarse de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, lugar donde los fiscales son sustituidos en función de los intereses del gobierno y del propio Partido Popular, ya debería haber intervenido la fiscalía ante el más que sospechoso cúmulo de apariencias delictivas en las actividades de lo que parece una trama dentro del Partido Popular o al servicio del propio partido, concluye http://latribunadelpaisvasco.com.

El grupo parlamentario de Ciudadanos fue el primero que dio este viernes el paso en defensa del Faro de Cabo de Palos y presentó una Proposición no de Ley en el Congreso para, en primer lugar, pedir al Gobierno que finalice los trámites necesarios para la declaración del Faro como Bien de Interés Cultural (BIC) e impulse su puesta en valor. 

Asimismo, la formación naranja manifestó su rechazo expreso a la «creación de un hotel con carácter privado en esta infraestructura portuaria» y también solicitó la comparecencia del presidente de la Autoridad Portuaria de Cartagena, Antonio Sevilla, en la próxima Comisión de Fomento, para que informe de las actuaciones y planes desarrollados para modificar los usos del Faro de Cabo de Palos.

El diputado nacional de Ciudadanos, José Luis Martínez, y el portavoz del grupo municipal en Cartagena, Manuel Padín, asistieron antes de la pasada semana a una reunión con la plataforma Salvemos el Faro de Cabo de Palos, en las instalaciones de esta infraestructura portuaria.

El objetivo de este encuentro, que contó con la presencia de diputados nacionales y regionales de PSOE y Podemos, fue encontrar un consenso político mayoritario para contrarrestar la Proposición no de Ley del Partido Popular, que «abría la puerta a la especulación privada del faro, y la creación en él de un hotel que podría limitar el disfrute y uso público del faro para los vecinos, visitantes y turistas».

Por su parte, Podemos y PSOE también anunciaron el viernes, por medio de un comunicado, que presentarán de forma conjunta una Proposición no de Ley al Congreso que propone la creación de un Centro Nacional de Interpretación de las Reservas Marinas en el Faro y se debatirá en la Comisión de Fomento.

Del mismo modo pedirán garantizar la continuidad de los trabajadores en el Faro, evitando tanto la deslocalización de su trabajo como el desmantelamiento de sus viviendas, situadas en la propia instalación. Asimismo, ambos partidos muestran su rechazo a cualquier tipo de privatización o concesión privada, ahora o en el futuro, del Faro de Cabo de Palos.
 




VIDEO DE LA PROTESTA