domingo, 11 de agosto de 2019

Sospechoso ‘suicidio’ de Epstein / Guillermo Herrera *

El magnate Jeffrey Epstein, de 66 años, e imputado en Estados Unidos por tráfico sexual de menores, fue hallado colgado en su celda del Centro Correccional Metropolitano de Nueva York, ubicado en Manhattan, este sábado a las siete y media de la mañana.

El Fiscal General, William Barr, se mostró horrorizado al saber lo ocurrido con Epstein, y prometió una investigación. “Las muerte de Epstein provoca cuestiones muy serias que deben tener una respuesta”, destacó. O sea que hasta el propio Fiscal General sospecha que aquí había gato encerrado.

Esto ha sido como la historia de una muerte anunciada porque existía el rumor de que la mafia había puesto un precio de muchos millones a su cabeza para que se lo cargaran con el fin de que no hablara y revelara los escándalo sexuales de personajes promitentes.

Los propios abogados de Epstein advirtieron al juez que supervisa el caso de que su cliente había recibido amenazas de muerte y que se temía por su seguridad. El magistrado negó la libertad bajo fianza hasta la celebración del juicio. Según argumentó, Epstein representaba un peligro para la comunidad, además de existir elevado riesgo de fuga.

El pasado 23 de julio el millonario fue hallado inconsciente en su celda, con marcas en el cuello, por lo que las autoridades investigaban si se había tratado de un ataque o de un intento de suicidio, y desde entonces estaba bajo vigilancia. Pero Epstein dijo a las autoridades que fue golpeado y mencionó a un atacante de menores, según la CNN.

El multimillonario estaba encarcelado sin derecho a fianza bajo la acusación de haber abusado de varias menores y de haber organizado una red de tráfico de niñas. El pasado 15 de julio, durante una audiencia sobre una fianza, Epstein había indicado al Tribunal que estaba dispuesto a pagar hasta cien millones de dólares para salir de prisión.

LISTA DE AMIGOS
Además la muerte de Epstein ocurre después de que un juez de la Corte de Apelaciones de Manhattan ordenara la publicación de dos mil páginas de documentos sobre Epstein, en la que una de sus víctimas, Virginia Giuffre, que era menor cuando sufrió los abusos, aseguró que Epstein le hizo mantener relaciones con políticos y relevantes figuras de la economía.

El alcance de la red de Epstein quedó claro horas antes del suicidio, desde que las autoridades judiciales ampliaran la lista de clientes de su red de prostitución en círculos políticos y en Wall Street y dieron detalles sobre cómo funcionaba ésta.

La lista de amigos de Epstein es como una Wikipedia de famosos. Y la lista de las personas a las que suministró mujeres -no está claro si gratis o pagando, o las dos cosas- y, en particular, menores de edad, es casi igual de extensa.

Hasta ahora, entre los presuntos clientes de Epstein destacaba el príncipe Andrés de Inglaterra, que había sido acusado por Virginia Giuffre, una mujer de Florida de 35 años, de haber tenido relaciones sexuales con ella cuando la mujer era menor de edad y trabajaba para Epstein.

El magnate, detenido el 6 de julio al aterrizar su avión en el vecino estado de Nueva Jersey, y cuyo juicio estaba previsto para el próximo año, ya había enfrentado acusaciones similares en Florida, pero en 2008 alcanzó un acuerdo extraoficial con la Fiscalía para que se cerrara la investigación, un caso por el que podía haber enfrentado una cadena perpetua.


 (*) Periodista


No hay comentarios: