jueves, 21 de mayo de 2020

Los españoles optarán por el turismo de proximidad y de garantías tras la crisis

MADRID.- Los españoles se decantarán por el turismo de proximidad y los destinos con garantías en los primeros compases de la “nueva normalidad”, según el estudio elaborado por el Observatorio Nacional del Turismo Emisor (ObservaTUR) junto con Task ONE, que prevé un mayor protagonismo de los seguros de viaje.

El informe ‘Cómo será el nuevo viajero nacional en el nuevo escenario post COVID-19‘ señala además que tras la pandemia se impondrán nuevas condiciones de contratación en las reservas, que serán “más flexibles”, así como un cambio de conducta en los movimientos de los turistas, que habrán de aprender a convivir con los nuevos protocolos y prácticas sociales.
A tenor del documento, que recoge las reflexiones de expertos del sector, “se tiene el convencimiento generalizado de que los españoles volverán a viajar, porque la cultura de los viajes está ya plenamente interiorizada entre la ciudadanía”, a pesar del desánimo que se advierte en la actualidad.
Para el presidente de la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV), Carlos Garrido, los jóvenes jugarán un papel determinante en la llamada “nueva normalidad” ya que “serán los primeros en retomar los viajes”.
Este público, especialmente la generación ‘millennial’, deberá ser tenido en cuenta de cara al futuro “dadas las situaciones difíciles a las que se han enfrentado -por libre o por contrataciones a través de la red- en los procesos de repatriación, ya fuera en carne propia o en su círculo de amistades más próximo”.
La crisis también hará que los seguros cobren de un protagonismo “para que los viajeros puedan disponer de mayor seguridad y puedan estar más protegidos”, advierte el director general de Catai, Fernando Sánchez.
En su opinión, “la seguridad será muy importante” en el momento en el que empiecen los desplazamientos, priorizándose los destinos “con garantías”, para lo cual éstos habrán de comunicar de forma fluida y continuada las medidas que adopten.
Los expertos entienden que este escenario estará marcado por una mayor flexibilidad en las contrataciones, de modo que “habrá nuevas condiciones, sin penalizaciones”, explica el director general de Movelia y vicepresidente de la Mesa del Turismo, Santiago Vallejo.
Al igual que Sánchez, Vallejo defiende que “es necesario diseñar una política de mayor flexibilidad para que los clientes se puedan sentir más cómodos”.
No obstante, el informe se hace eco del “sentir generalizado”, y es que “los mercados tardarán en recuperarse”.
El presidente de la Unión Nacional de Agencias de Viajes (UNAV), José Luis Méndez, indica que, partiendo de la información que les transmiten sus touroperadores, “la recuperación se producirá más de cara a 2021 que a 2020”, de ahí que sea “importante avalar para aguantar”.
El turismo de proximidad, el nacional, será el primero en el que se notarán los signos de esa ansiada recuperación, ha destacado el presidente de la Mesa de Turismo, Joan Molas, que insiste en que “inicialmente, sólo habrá turismo doméstico, urbano y vacacional”.
“Mientras tanto, hay que intentar aguantar con la mayor liquidez posible”, sostiene el director de relaciones institucionales de Globalia/Air Europa, Manuel Panadero, que confía en que la demanda doméstica “pueda dar algo de oxígeno”.
Panadero asegura que el objetivo prioritario ha de ser “llegar a la Semana Santa de 2021, y para ello es fundamental disponer de liquidez”.
Al respecto, CEAV agradece el sistema de bonos aprobados por el Gobierno aunque solicita la puesta en marcha de intervenciones económicas específicas para el sector.
Algo en lo que insiste Vallejo, que plantea la necesidad de soluciones similares a las que se han dado a otras ramas de actividad, “con ayudas a fondo perdido, pues los aplazamientos no solucionan los problema de un sector que, de otro modo, puede verse abocado a la ruina”

No hay comentarios: