viernes, 10 de septiembre de 2021

Os han envenenado / Enrique de Diego *

 


Os han envenenado, así de sencillo y así de terrible, utilizando, como siempre los totalitarios, vuestro miedo y con la trama de la “nueva normalidad”, de forma que ahora vivimos en una falsa normalidad, esa que precede a las grandes tragedias. En propiedad, ha sido el último verano, las últimas vacaciones. 

El coronavirus fue creado y soltado a propósito desde el Instituto Virológico de Wuhan en una alianza del Partido Comunista Chino y Anthony Faucy, quien lo financió con dinero del contribuyente norteamericano. Es un escándalo fuerte en Estados Unidos, pero todavía no ha alcanzado las dimensiones que tendrá. 

Luego se mató a los ancianos dándoles morfina y abandonándolos en las residencias o con mala praxis, entubándoles con respiradores que significaron su muerte segura, quemándoles los pulmones con oxígeno puro. Pasos calculados.

La enfermedad no está fuera, de nada sirven las mascarillas; la enfermedad la lleváis dentro de vosotros.

La masacre genocida de las timo vacunas

Luego se vendió la timo vacuna, que es un “veneno de muerte”, como lo define el Doctor Vladimir Zelenko, o un arma de destrucción masiva de bio terrorismo, como lo califica el Dr. Peter McCullough, “el peligro mayor de genocidio para la Humanidad”, como dice Luc Montagnier, como la solución para volver a la normalidad. 

Magistral engaño del sistema. Tortuosa farsa basada en el miedo amplificado por los malditos medios de comunicación: aplaudo a los ocho, inmunidad de rebaño, jóvenes súpercontagiadores y el grupo de edad que tocaba…Ahora están cayendo en “accidentes domésticos”, o que se van a investigar un día, Elía Rodríguez de EsRadio, Jordi Revellón, el Dr Vilches de Hospital Central, otro día un párroco de Sevilla, de San Julián y Santa Mónica, Fernando Reyes Rico, mientras dormía…

Les llega la proteína Spike al epitelio del cerebro y mueren fulminados. Vamos hacia una Iglesia sin sacerdotes, pues todos se han timo vacunados. La sentencia de muerte está dictada para dos años, como dicen la Dra Dolores Cahill y Michael Yeadong. Los nuevos totalitarios quieren eliminar población, el máximo, para cumplir sus planes de amos y esclavos.

El coronavirus existe pero ha sido una falacia para que la gente acudiera en masa a matarse voluntariamente y con cierta alegría. El pensamiento único y relativista llevado al extremo y hasta sus últimas consecuencias. El discurso único, de todos los partidos, todos los medios, todos los médicos, todas las enfermeras. ¿Cómo les iban a engañar todos a la vez en quienes tanto confían? En el fondo, son colectivos trufados de corrupción. 

¿Y cómo se han rebelado? Hace décadas que se depuró a los honrados. y a los de independencia de criterio. Los que la han mostrado se les ha abierto expediente por los Colegios Médicos y se les ha ocultado. En el invierno, cuando haya una ola de infecciones como la gripe, habrá una masacre. Pero Twitter opina que difundo información sanitaria falsa. El relativismo al servicio del horrible genocidio.

Las terribles verdades del barquero 

Cuando se ve a los judíos ir a los campos de exterminio lo que asombra es que van sin rechistar, con la trampa de la esperanza, y sólo al final se sublevan a la desesperada en el ghetto de Varsovia. Pero, al menos, son acarreados con violencia, rodeados de soldados con fusiles y ametralladoras.  Ahora la gente ha ido por su propio pie, al matadero, a que le inyecten la proteína Spike. 

 La verdad, ciertamente, ha sido ocultada, perseguida, silenciada, pero sólo era preciso rebuscar un poco y encontrar científicos de primer nivel, independientes, jugándose su carrera, para encontrar la evidencia de la verdad científica.El sistema miente por sistema y va variando las mentiras contradictoriamente: la timo vacuna es el bálsamo de Fierabrás, como la describe Coto Matamoros, la timo vacuna no inmuniza pero tiene una eficacia (ponga usted aquí el porcentaje mentiroso), la timo vacuna no inmuniza pero los síntomas son más leves. La verdad, que está siempre in re, en la realidad, en la cosa, en los hechos, es:

  1. a) Los timo vacunados son infectados

Lo son con la proteína Spike, causante de la enfermedad. Una científica, que ha adelantado toda la tragedia, considera que les ha salido mal, que tienen demasiados efectos adversos, demasiadas muertes. Porque el gran daño está previsto para otoño-invierno, septiembre-octubre, cuando se dé una época infecciosa y haga presa de los síntomas inmunológicos destrozados. 

Como escribe David Jovel en twitter:  “Si cuando se active la proteína espiga dentro de sus organismos y colapsen muriendo dolorosamente, entonces y solo entonces, nos van a dar la razón a nosotros pero ya para ellos será tarde; solo la muerte les espera nada más por no escuchar una advertencia o un consejo por su bien”.

Que la timo vacuna es una inyección letal, bio terrorismo, está ya meridianamente claro, para todos. En todos los hospitales ingresan en las UCI gente con la pauta completa; de los que son hospitalizados con los dos pinchazos muere, por ahora, el 22%, pero los políticos seguirán diciendo esa mentira superlativa de que es más leve la enfermedad. En realidad, es más grave. 

Del personal médico de la Comunidad Valenciana se han multiplicado por doce los infectados tras la timo vacuna y por la timo vacuna, no hay más. Pero la prueba del nueve es la prisión alicantina de Foncalent, devenida en campo de exterminio, sobre la que se ha hecho un oscuro silencio. Allí todos fueron inyectados, reclusos y funcionarios, nadie dijo que no, falsa inmunidad de rebaño al 100%, y hay 121 infectados por la maldita timo vacuna.

1. b) las timo vacunas provocan la variante Delta

Las timo vacunas son las que provocan la variante hindú, ahora llamada por la OMS variante Delta, magnífico sarcasmo, gloriosa tomadura de pelo, y dice la OMS que tal variante será hegemónica en unos meses en todas las naciones. ¿Dotes de profecía de Tedros Adhanom, el asesino comunista que está al frente de la OMS? ¿Por qué el cambio de nombre de hindú a Delta? Los hindús no se mueven tanto y los cadáveres del Ganghes no se han diseminado por toda la tierra, recalando en la desembocadura del Miño, del Ebro o del Guadalquivir. Esa variante es la mutación que produce la timo vacuna. Esa es la única razón de que vaya a ser dominante.

  1. c) los timo vacunados han sido convertidos en bombas de bio terrorismo

Los timo vacunados son bombas de bio terrorismo, contagiadores. Los CDC ya, tímidamente, han advertido que contagian y que deben llevar mascarillas en lugares cerrados. Ahora sí vamos a tener una pandemia monstruosa, ahora sí hemos desatado al monstruo, pero Pfizer sueña con un tercer pinchazo. La civilización, tal y como la hemos conocido, se va a pique en medio de una gran mortandad.

En estos tiempo aciagos, tenebrosos, satánicos es fundamental mantener la cordura y la fortaleza de carácter, dos cuestiones que le sobran a Coto Matamoros, para decir sin paños calientes la verdad terrorífica y desnuda: esta farsa asesina es un montaje de toda la clase política, casta parasitaria más que nunca, con todos los medios de comunicación, con casi la honrosa excepción de Rambla Libre, con toda la sociedad civil falseada y comprada por la subvenciones; pues esta farsa asesina de las timo vacunas tiene como objetivo la eliminación de población. Los asesinos totalitarios han mejorado sus técnicas.

 

(*) Periodista

 

http://ramblalibre.com/2021/09/10/carta-del-editor-os-han-envenenado/

No hay comentarios: