viernes, 10 de diciembre de 2021

Gran victoria de los no inoculados en Ford y General Motors


DETROIT.- Ford, General Motors y Stellantis han acordado proteger a los miembros del sindicato United Auto Workers de la vacunación obligatoria como condición para su empleo. 

Los tres grandes fabricantes de automóviles de Estados Unidos decidieron, junto al sindicato suspender temporalmente la vacunación obligatoria contra la Covid-19 de sus trabajadores.

También podrán conservar el derecho a la privacidad sobre el estado de su vacuna y, en cambio, tendrán la libertad de divulgarlo a su discreción.

Para aquellos que valoran la privacidad médica y los principios de la libertad de elección, esto representa una gran victoria.

Inicialmente, los tres fabricantes habían señalado que exigirían la vacunación contra la covid-19 a todos sus trabajadores, así como a los visitantes, contratistas y otro personal que proporciona servicios.

La obligación de cubrir boca y nariz con una mascarilla sigue sin cambios, apuntaron en una nota.

La decisión de no exigir la inmunización a los trabajadores se produce días después de que la Administración de Seguridad y Sanidad Ocupacional (OSHA, en inglés) retrasara la obligatoriedad de la vacunación para empresas con 100 o más trabajadores hasta que se resuelva la legalidad de la orden del Gobierno federal en los tribunales.

Aun así, UAW y las empresas animaron a los trabajadores y a sus familiares a vacunarse.

No hay comentarios: