miércoles, 23 de febrero de 2022

El alcalde de Ottawa quiere vender los camiones del Freedom Convoy confiscados

OTTAWA.- El alcalde de Ottawa, Jim Watson, elogió la represión policial contra los manifestantes del Freedom Convoy contra el mandato en la capital canadiense. Una vez despejadas las manifestaciones, dijo a los medios estatales que los camiones, caravanas y vehículos incautados a los manifestantes deberían venderse, alegando que los controvertidos poderes de emergencia del primer ministro Justin Trudeau le permiten hacerlo.

En declaraciones a CBC el sábado, Watson elogió a los agentes de policía por desalojar a los manifestantes del centro de Ottawa, donde habían acampado durante tres semanas para protestar por los mandatos de vacunación. Las manifestaciones fueron disueltas por agentes de la policía federal y de la ciudad entre el viernes y el sábado después de que Trudeau invocara el lunes la Ley de Emergencias nunca antes utilizada.

A pesar de las imágenes de video que muestran escenas impactantes de brutalidad policial , Watson dijo que los oficiales habían “hecho un trabajo notable” y fueron “muy medidos en su respuesta”. Al menos 170 manifestantes han sido arrestados, más de 50 vehículos han sido incautados y el gobierno ha congelado las cuentas bancarias de al menos 76 participantes y simpatizantes de la protesta.

“Bajo la Ley de Emergencias, le pregunté a nuestro abogado y al administrador de la ciudad, ‘¿cómo podemos quedarnos con las grúas, las casas rodantes, las camionetas y todo lo demás que hemos confiscado, y vender esos equipos para ayudar a recuperar parte de los costos que nuestros contribuyentes están absorbiendo?’”, dijo Watson a CBC.

Watson también citó las pérdidas de las empresas locales como una de las razones por las que intentaría vender los vehículos incautados.

Más temprano el sábado, la tesorera de la ciudad, Wendy Stephanson, afirmó que administrar la protesta le estaba costando a la ciudad aproximadamente 1 millón dólares canadienses (785,000 dólares) por día, según CTV News . “Deberíamos castigar a las personas que han causado este caos”, dijo Watson en una entrevista separada con CTV el sábado, refiriéndose a los manifestantes.

No está claro si el plan de Watson seguirá adelante y si la Ley de Emergencias realmente permite que la ciudad remate los vehículos incautados. La policía de Ottawa ha declarado anteriormente que los vehículos incautados se retendrán durante siete días, después de lo cual se podrán recuperar. 

Asimismo, la Ley de Emergencias se encuentra actualmente en vigencia pero podría terminar modificada significativamente.

Si bien algunos de los primeros ministros provinciales de Canadá han relajado sus reglas sobre el uso de máscaras y la vacunación desde que comenzó la protesta, el mandato nacional de vacunación de Trudeau para los camioneros que cruzan la frontera y una regla que requiere que los canadienses se vacunen para salir del país siguen vigentes.

No hay comentarios: