domingo, 27 de febrero de 2022

Un pase nacional de vacunas se ha puesto en marcha silenciosamente en EE UU


NUEVA YORK.- Aunque la variante omicrónica afloja su dominio sobre el mundo, los destinos siguen exigiendo a los viajeros que muestren una prueba de vacunación. Y, cada vez más, una tarjeta de vacunación de los CDC en papel no es suficiente, vaticina la revista Forbes.

Aunque el gobierno de los Estados Unidos no ha emitido una tarjeta digital de vacunación a nivel federal, sí ha surgido una norma nacional. Hasta la fecha, 21 estados, el Distrito de Columbia y Puerto Rico ofrecen acceso a la tarjeta sanitaria SMART, una prueba digital verificable de vacunación desarrollada a través de la Iniciativa de Credenciales de Vacunación (VCI), una coalición mundial de partes interesadas públicas y privadas que incluye a Microsoft, Salesforce, Oracle, la Clínica Mayo y otros pesos pesados de la salud y la tecnología.

Y muy pronto, al menos cuatro estados más desplegarán el acceso a las tarjetas sanitarias SMART. "Hemos observado un notable aumento de los estados que han lanzado oficialmente portales públicos en los que las personas pueden obtener credenciales de vacunación verificables en forma de tarjetas sanitarias SMART con un código QR", afirma el Dr. Brian Anderson, cofundador de la VCI y médico jefe de salud digital en MITRE. 

La disponibilidad de las tarjetas sanitarias SMART está ya impresionantemente extendida en EE.UU. Más de 200 millones de estadounidenses pueden ahora descargar, imprimir o almacenar sus registros de vacunación en forma de código QR. 

Cuando se extrae el código QR, sólo son visibles el nombre, la fecha de nacimiento y la información de vacunación de la persona. No se comparte ninguna otra información médica o datos personales. Este código también está firmado digitalmente para garantizar que la tarjeta se ha emitido desde un lugar verificado y para evitar su falsificación.
 

Las tarjetas sanitarias SMART facilitan los viajes

Para los particulares, las ventajas de tener acceso a su historial personal digital de vacunas son triples. En primer lugar, es una gran ventaja para viajar por Estados Unidos y el extranjero.
 

Muchas atracciones culturales y lugares de actuación en Estados Unidos exigen una prueba de vacunación. "Creemos que da tranquilidad a la gente cuando es poco probable que la gente que les rodea sea contagiosa", dice Gus Warren, director general de Bindle, una aplicación de verificación sanitaria que permite a los locales comprobar el estado de vacunación de los clientes.

La creciente lista de clientes de Bindle se extiende por más de 30 estados, desde bastiones azules como California y Nueva York hasta países de tendencia roja como Texas, Florida, Arkansas, Missouri y Georgia. En el Centro Kennedy de Washington D.C., por ejemplo, hay un carril de Bindle que ofrece una eficiencia similar a la de un fastpass para escanear los códigos QR de varias plataformas de verificación de vacunas utilizadas en todo el mundo.

"La tarjeta sanitaria SMART es un avance muy importante y la Iniciativa de Credenciales de Vacunas ha sido fenomenal a la hora de darlo a conocer", dice Warren, señalando que aunque Bindle reconoce varios estándares interoperables, la tarjeta sanitaria SMART ha surgido como el más importante. 

"Absolutamente, se ha convertido en el estándar en todo Estados Unidos y Norteamérica".

"Y a nivel internacional, seguimos viendo un intenso interés por un enfoque internacional coordinado", dice Anderson. "Y eso no ha disminuido en absoluto. Creo que todo lo contrario".

A saber: Todas las provincias canadienses han adoptado ya la verificación de la tarjeta sanitaria SMART, al igual que Aruba, las Islas Caimán, Singapur y Japón. Y en África, la tarjeta sanitaria SMART se ha implantado en Kenia y Ruanda, que son los primeros de los 32 países africanos de la alianza "Smart Africa" que han adoptado un enfoque digital de los registros sanitarios.
 

El argumento de los estados rojos

El segundo argumento para adoptar un sistema digital de verificación de vacunas es el que convence a los gobernadores de los estados rojos: El acceso digital a los historiales médicos personales capacita al individuo.

Más de una docena de estados han lanzado sus propios portales basados en la tarjeta sanitaria SMART. Al menos otros siete -entre ellos Arizona, Mississippi y Virginia Occidental- han recurrido a un tercero, MyIRMobile, para emitir las tarjetas sanitarias SMART. Minnesota ha elegido Docket, otra opción de terceros.

La mayoría de los estados con tendencia a la derecha que ofrecen tarjetas sanitarias SMART lo hacen de forma discreta, sin ninguna fanfarria. Sin embargo, el gran estado de Carolina del Sur espera poner en marcha un portal para las tarjetas sanitarias SMART a finales de marzo, informa Politico.

"Esto no es un pasaporte", dijo el director de inmunizaciones de Carolina del Sur a Politico. "Esto es esencialmente una tarjeta Covid que la gente obtiene a su conveniencia porque es su registro".

Utah fue uno de los primeros estados rojos en subirse al tren de la tarjeta sanitaria SMART. Para el ex gobernador de Utah, Mike Leavitt, republicano que fue secretario de Salud y Servicios Humanos en la administración de George W. Bush, la cuestión se reduce a los derechos individuales. 

"Siempre se plantea la cuestión de a quién pertenecen los datos y los derechos de acceso a los mismos", dijo Leavitt en un reciente foro mundial sobre las tarjetas sanitarias SMART. "Pero hay una cosa que es incuestionable. Y es que yo tengo derecho a tener mis propios datos. Y a tenerlos de forma que pueda presentarlos convenientemente para el tipo de cosas que quiero hacer".

"La idea de poder disponer de copias fiables de tu propio historial médico no es una cuestión de estados rojos o azules", se hace eco Anderson. "Se trata de un empoderamiento individual de tus propios datos sanitarios. Lo que vamos a ver en el próximo mes es un número creciente de estados rojos que reconocen y aprecian la importancia de dar poder a sus ciudadanos individuales en sus estados."
 

Esta no será la última pandemia

Por último, contar con un sistema de verificación de vacunas prepara a los Estados Unidos para la próxima variante de coronavirus, así como para la inevitabilidad de una futura pandemia.

En la actualidad, la principal amenaza para nuestra salud y economía sigue siendo la variante omicrónica, dice Anderson. "Pero dentro de un par de meses va a ser pi, y va a ser la misma situación. Sí, vamos a llegar a una fase endémica de todo esto, pero eso no cambia la necesidad de seguir protegiendo a los ciudadanos de una nación de enfermedades altamente transmisibles y contagiosas." 

"La verificación de la vacunación será cada vez más importante a nivel internacional", afirma Anderson. "Y si queremos que todos nuestros ciudadanos de todos los estados puedan participar en los viajes seguros a través de las fronteras internacionales y participar en el comercio internacional, sería importante que nuestros funcionarios de todos los estados lo permitieran".


Dónde obtener la tarjeta sanitaria SMART

Teniendo en cuenta el panorama político, Anderson reconoce que es posible que algunos estados nunca se suban al carro. "No vamos a tener a los 50 estados aprovechando este enfoque", dice. "Pero la gran mayoría de las personas vacunadas en los EE.UU. -más de 200 millones de ellas- ya tienen la capacidad en este momento de ir y obtener una de estas credenciales".

Eso incluye a cualquier persona vacunada en cualquier sucursal de Walmart, Sam's Club, CVS, Duane Reade, Walgreens, Costco, Kroger, Rite-Aid o cualquiera de las docenas de otras empresas que participan en el programa de farmacias minoristas. Para acceder a una versión electrónica de su registro de vacunación, entre en el portal Covid en línea de la marca donde se vacunó.

Y tanto si su estado es rojo como azul, cada vez es más probable que su proveedor de servicios sanitarios le ofrezca un registro de vacunación digital. Más de 100 grandes sistemas sanitarios y grupos hospitalarios de todo el país ofrecen ya tarjetas sanitarias SMART a los pacientes. 

Entre ellos se encuentran Kaiser Permanente, Tenet Health, Scripps Healthcare, Cerner y otros grandes de la sanidad. 

Los grandes grupos sanitarios regionales del consorcio SMART se extienden por todo el país, desde Centra Health en Virginia hasta UCHealth en Colorado y desde CoxHealth en Missouri hasta SoutheastHEALTH en Alabama y Georgia.

No hay comentarios: