jueves, 24 de marzo de 2022

Un estudio prevé 62,3 millones de muertes por enfermedades cardiovasculares


 BOSTON.- Una investigación de las tendencias actuales ha revelado que se prevé que las vacunas Covid-19 causen más de 62,3 millones de muertes cardiovasculares en todo el mundo en 2022, después de lo que ha provocado ya que las muertes cardiovasculares entre los atletas profesionales se duplicaron cada tres meses a lo largo de 2021.

El reciente documento de la Asociación Americana del Corazón dado en un discurso por el Dr. Steven Gundry a la Asociación Americana del Corazón en Boston encontró que las vacunas Covid-19 mRNA incrementan en más del doble las posibilidades de sufrir un ataque al corazón en 5 años, medido por varios marcadores inflamatorios a los 2 meses después de la segunda inyección.

The Expose cubrió esto en su artículo sobre las muertes en el fútbol del 8 de diciembre de 2021.

También hemos visto que las incidencias cardíacas letales de los futbolistas en el campo se han duplicado cada trimestre en 2021.

El riesgo de ataque al corazón es el doble en los reposapiés (personas sedentarias), 2½ meses después del segundo pinchazo, y sabemos que el riesgo de ataque al corazón relacionado con el terreno de juego en los futbolistas profesionales era 4 veces el normal en 2021 y que diciembre de 2021, con 7 muertes, casi igualaba la media de los 12 años anteriores de 7,8 muertes al año.

El riesgo para los futbolistas es alrededor del doble del riesgo para los futbolistas en el campo. Pero el riesgo para los futbolistas se duplica cada trimestre. Por lo tanto, el riesgo para los reposapiés también se duplicará cada trimestre porque todos han tomado la misma pseudovacuna y todos tienen los mismos picos de proteína en su interior.

Lo que ocurre es que los futbolistas presionan más su corazón que los “teleadictos”. Así que tomamos el riesgo Q4 para las personas sedentarias como el doble de lo normal y extrapolamos exponencialmente a partir de ahí duplicando el riesgo cada trimestre. Esto da riesgos Q1/2/3/4 en 2022 de 4x/8x/16x/32x normal.

Las muertes cardiovasculares seguirán pues aumentando exponencialmente, y sólo si la producción de proteínas de espiga continúa en los totalmente vacunados. No se sabe si el sistema inmunitario acabará venciendo a las vacunas y eliminará con éxito toda fábrica de proteínas de espiga en el cuerpo.

Parece, a partir de los datos del número de casos, que las personas vacunadas una sola vez pueden ganar la batalla. Actualmente no existen pruebas de que los vacunados por partida doble vayan a ganarla porque su número de casos sigue empeorando en comparación con los no vacunados, y las personas reforzadas tienen menos posibilidades incluso que ellos.

Por lo tanto, suponiendo que el aumento exponencial al que asistiamos en 2021 continúe a lo largo de 2022, este es el futuro de la mortalidad cardíaca.

Las últimas cifras de nuestros datos mundiales (Universidad John’s Hopkins) sobre personas totalmente vacunadas en todo el mundo es del 51,6% (enero 22). Por lo tanto, para simplificar, vamos a suponer una proporción de 50:50 entre los no vacunados y los totalmente vacunados a lo largo de 2022.

La mayoría de las personas no son futbolistas profesionales e incluso los propios futbolistas sólo pasan una pequeña fracción de su vida jugando en el campo. Por lo tanto, la proyección de las muertes cardíacas en 2022, sólo utiliza las cifras de los futbolistas totalmente vacunados, recordando que la tasa normal de muertes cardíacas en todo el mundo es de 8,9 millones por año o 2,225 millones por trimestre.

Esto se traduce en 1,1125 millones por trimestre para el 50% que no está vacunado y 2,225 por trimestre para el 50% que está totalmente vacunado en el cuarto trimestre de 2021. Luego extrapolamos exponencialmente a partir de ahí sobre la base del aumento exponencial de las muertes de futbolistas visto y catalogado en 2021 que se duplican cada trimestre.

Así que durante 2022, en lugar de ver los 8,9 millones de muertes cardiovasculares normales, veremos 71,2 millones, un aumento de 62,3 millones de muertes.

En ese momento, las vacunas habrán "matado" a más personas que el VIH/SIDA, simplemente por ataques al corazón. Esto excluye las muertes por SIDA y por degeneración neurológica mediada por la vacuna. 

Somos casi 8.000 millones de personas. Así que 62,3 millones es menos del 1% de la Humanidad.

No hay comentarios: