lunes, 15 de julio de 2019

'Vox' supera a Ciudadanos en la Región en la primera encuesta tras la investidura fallida

MADRID.- En plenas negociaciones para formar gobierno en Madrid y Murcia varias encuestas auguran una importante caída de C's justo cuando el partido ha optado por aceptar la exigencia de Vox para sentarse a negociar. Los sondeos, realizados con anterioridad, recogen sin embargo que los de Albert Rivera no habrían sacado rentabilidad a su estrategia de rechazar el diálogo con la formación de Santiago Abascal, todo lo contrario.

Según un sondeo publicado este lunes por La Verdad, C's se dejaría un tercio de sus escaños al pasar de los seis diputados actuales a cuatro. Por el contrario, Vox subiría dos escaños y pasaría de cuatro a seis diputados dando así el sorpasso a los de Albert Rivera al convertirse en la tercera fuerza política en la región.
El PP bajaría uno mientras que el PSOE subiría un escaño. Podemos se mantendría igual con dos diputados. En este caso no sería suficiente la suma de PSOE con C's como alternativa a un gobierno de centro-derecha. Necesitarían además el apoyo del partido de Pablo Iglesias.
En Madrid, otro sondeo de La Razón prevé una caída de Ciudadanos de dos diputados. En este caso Vox también bajaría, lo haría en tres escaños. El PP por el contrario se beneficiaría y sumaría cinco escaños. También subiría uno el PSOE que bajaría Más Madrid. La suma de bloques, por tanto, sería exactamente la misma.

El diestro murciano 'Rafaelillo' sufre un "gravísimo cuadro" de fracturas costales tras su percance de ayer en Pamplona


PAMPLONA.- El diestro murciano Rafael Rubio “Rafaelillo” permanece ingresado en el Complejo Hospitalario de Navarra, donde anoche fue sometido a una radiografía de tórax y a un TAC toracico-abdominal. 

Según el diagnóstico de las pruebas, el murciano había sufrido en el fuerte percance registrado en la plaza de toros de Pamplona “neumotórax izquierdo que ocupa aproximadamente el 50% de la caja torácica izquierda. Neumotórax derecho que ocupa aproximadamente un tercio de la caja torácica derecha. Condensación parenquimatosa en el LII compatible con posible contusión pulmonar. También pequeño hemotórax derecho”.
El parte refiere, asimismo, “múltiples fracturas costales. En parrilla derecha el arco anterior de la 4ª costilla, acabalgada. Los arcos posteriores de la 7ª, 8ª, 9ª y 10ª costillas. Fisura de la 6ª costilla derecha. Fractura de la apófisis trasversa derecha de la 7ª vértebra. En la parrilla izquierda fractura de la 6ª, 7ª, 8ª, 9ª, 10ª, 11ª y 12ª. La 9ª con dos trazos de fractura. Varias acabalgadas. Fracturas de las trasversas derechas de L1 y L2”.

Además, se detalla “enfisema subcutáneo” y “lesiones focales hepáticas compatibles con hemangiomas”.
Tras las pruebas, el torero fue sometido a una “toracotomía de urgencia in situ, objetivándose fracturas costales a nivel lateral y posterior de varias curvas con hemotórax importante en relación con sangrado de intercostales.
Se aprecia indemnidad de diafragma y pleura visceral. Se coloca tubo de tórax desde anterior. Drenaje en plano superficial. Cierre por aproximación de diferentes planos”, detalla el informe médico.
El juicio clínico es “politraumatismo sin TCE -traumatismo craneoencefálico-. Neumotórax bilateral, predominio izquierdo, pequeño hemotórax bilateral. Contusión parenquimatosa en LII. Múltiples fracturas costales en ambas parrillas. Fractura de la apófisis trasversa derecha de T7, L1 y L2”.
El torero murciano ha pasado la noche dolorido.

Éste es el tiempo que nos espera para esta semana

MADRID.- Los chubascos y las tormentas fuertes y con granizo continuaron este lunes en el nordeste peninsular y en Mallorca, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que había anunciado que las temperaturas registrarían un notable descenso en puntos de la mitad este peninsular. Sin embargo, las temperaturas han seguido siendo significativamente altas en Murcia y en la Costa del Sol.

En el cuadrante nordeste peninsular se esperaban chubascos y tormentas, que podrían ser localmente fuertes y con granizo, sobre todo por la tarde en el entorno de los Pirineos, y en la primera mitad del día en zonas de Navarra, centro de Aragón y Alto Ebro.
Los chubascos irían disminuyendo por el oeste; de forma más dispersa, había probabilidad de chubascos y tormentas ocasionales en Baleares, que podían ser fuertes en Mallorca. En el resto de la Península, poco nuboso con nubosidad de evolución diurna; en Canarias, nuboso en el norte de las islas.
Las temperaturas diurnas descendieron en el interior norte y este peninsulares y en Baleares, de forma notable en áreas de la mitad este, y ascendieron en el cuadrante suroeste de la Península. Las mínimas, en descenso. Los vientos, de componente norte en el centro y norte peninsular, y del oeste en Andalucía y Estrecho; en Canarias, alisios fuertes o con intervalos fuertes.

Martes

En casi todo el país se espera predominio del tiempo estable, con cielos poco nubosos sin precipitaciones. No obstante, en los tercios interiores norte y este peninsulares se esperan intervalos nubosos, con una ligera probabilidad de precipitaciones débiles en el norte de Galicia y Cantábrico occidental y, por la tarde, algún chubasco o tormenta aislada y ocasional en Pirineos, Ibérica oriental, sin descartar otras zonas de montaña del tercio este.
De forma dispersa, podrán darse nubes bajas en Alborán y, a primeras horas, en el extremo oeste y en el sudeste. En Canarias, nuboso en el norte de las islas, con posibles lluvias ocasionales y aisladas por la mañana en las de mayor relieve.
Aumento de las temperaturas en zonas del interior peninsular, bajando en el sur del área mediterránea y manteniéndose en general dentro de los valores normales para la época del año. Las máximas superarán los 36 grados en las cuencas de los grandes ríos de la vertiente atlántica sur. Las mínimas no bajarán de los 20 grados en estas mismas zonas y tampoco en Baleares ni en el litoral mediterráneo peninsular.
Viento de componente norte en el litoral gallego y alisios en Canarias, con intervalos de fuerte. Componentes sur y este en el entorno de Baleares occidentales y variable en el resto del área mediterránea oriental. Predominio de vientos flojos en el resto.

Miércoles

Se espera un aumento de la inestabilidad con probables chubascos y tormentas en los tercios norte y noreste peninsulares, principalmente en el oeste de la Cordillera Cantábrica, Pirineos y sur del Sistema Ibérico; podrán ser más intensos en el entorno del Pirineo de Huesca y Lérida. También son posibles algunas precipitaciones en el litoral Cantábrico occidental.
En el resto de la Península y Baleares, predominio de poco nuboso con nubosidad de evolución diurna y nubes bajas matinales en zonas litorales. En Canarias, nuboso en el norte de las islas, con baja probabilidad de precipitaciones. Las temperaturas diurnas tendrán un descenso en general, y con pocos cambios o en ascenso en el área mediterránea. En Canarias, pocos cambios.
Las máximas superarán los 35 grados en los valles de ríos de la mitad sur peninsular, y las mínimas no bajarán de los 20 grados en las mismas zonas del sur peninsular y en el Mediterráneo. Vientos de componente norte en Galicia, Cantábrico y alto Ebro, con intervalos de fuerte en Rías Bajas; predominio de la componente sur en el Mediterráneo; poniente en Estrecho y Alborán. Alisios en Canarias, fuertes o con intervalos de fuerte.

Jueves

En buena parte del país se espera predominio de cielos poco nubosos, aunque continuarán los chubascos y tormentas en el entorno de Pirineos, noreste de Cataluña y sur del Sistema Ibérico; podrían ser más intensos en el entorno del Pirineo catalán. También serán probables algunos chubascos en puntos de la Cordillera Cantábrica y tenderán a remitir en todas las zonas. En Canarias, nuboso en el norte de las islas, con baja probabilidad de alguna precipitación débil.
Temperaturas diurnas en descenso en el Cantábrico oriental, alto Ebro, noreste de Cataluña, zonas de Castilla y León y en Canarias; en ascenso en el resto, en general. Las máximas superarán los 35 grados en las cuencas de los grandes ríos de la vertiente atlántica sur. Las mínimas no bajarán de los 20 grados en la cuenca del Tajo y área mediterránea.
Predominio de vientos de componente norte en Galicia, Cantábrico y alto Ebro y del este y sur en el Mediterráneo; poniente en Estrecho y Alborán. Alisios en Canarias, fuertes o con intervalos de fuerte.

10 motivos (y ninguna excusa) para un gobierno de coalición / Pablo Echenique *

Es un placer tener la oportunidad de escribir este artículo defendiendo las ventajas de un gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos. En esta época de ruido, tácticas mediáticas de presión, amenazas de repetición electoral, ajedrez aleatorio, tertulias sobre cuándo se van a llamar los líderes por teléfono y semiótica experimental "de cooperación", creo que nos viene bien a todos dedicarnos un rato a hablar de lo importante, poner un poco de racionalidad y sensatez en el debate y llamar a las cosas por su nombre.

Así que, ¿por qué un gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos? ¿Cuáles son sus ventajas?


En primer lugar, quiero aclarar que, para mí, las únicas ventajas importantes y, desde luego, de las únicas que voy a hablar, son las ventajas para la gente de mi país. Para mejorar sus condiciones materiales de vida y para que todo el mundo pueda tener más seguridad vital, más derechos y más esperanza en el futuro.

Porque quien, en esta coyuntura, sólo piense en las ventajas para su propia formación política corre el riesgo de ir en contra de los intereses, las necesidades y los anhelos de las personas que viven y trabajan en España.

Es legítimo buscar ventajas para la propia formación política y, de hecho, es lo que todos hacemos en las campañas electorales. Pero, cuando conseguir una ventaja para tu partido implica empeorar el país, no resulta ni moral ni responsable hacerlo.

Como mejor se entienden las cosas es con un ejemplo:
¿Era ventajoso electoralmente para Podemos que la moción de censura que hizo presidente a Pedro Sánchez saliera adelante? Es obvio que no. Lo sabíamos nosotros en ese momento y así se ha demostrado. La plataforma política llamada Moncloa suele dar una gran ventaja electoral al partido que la controla. Esto lo sabe todo el mundo.

Pero, ¿era ventajoso para España que sacásemos al PP de la Gürtel del gobierno aunque eso pudiera perjudicar electoralmente a Podemos? Obviamente sí. Por eso trabajamos más que el PSOE para que esa moción de censura saliera adelante. En ese momento pusimos los intereses del país por encima de los intereses electorales de nuestro partido y estamos muy orgullosos de haberlo hecho.

Retomemos entonces desde aquí. ¿Por qué un gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos? ¿Cuáles son sus ventajas, no para los partidos sino para la gente de nuestro país?

La primera es que, si llegamos a un acuerdo de gobierno de coalición, acabaríamos de una vez con este bochorno que no se merecen los ciudadanos que se matan a trabajar y a pagar impuestos. A las personas que estamos en política nos votan y nos pagan para que nos pongamos de acuerdo para resolver los problemas del país, no para que nos pasemos dos meses y medio implementando tácticas de presión mediática para conseguir todo el poder sin negociar con nadie. La gente está harta y este modo de proceder degrada la política. Hay que ponerle fin.

En segundo lugar, si formamos un gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos, estaremos cumpliendo nuestras promesas de campaña y, por lo tanto, respetando la soberanía del pueblo español expresada en las urnas el 28 de abril. Nosotros dijimos claramente en campaña que nuestro objetivo era gobernar y Pedro Sánchez dijo en campaña que no habría ningún problema para que Unidas Podemos formase parte del gobierno. Traicionar lo que uno expresa en campaña también degrada la política y la democracia.

Tres. Si llegamos a un acuerdo de gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos y Pedro Sánchez lo presenta al Congreso de los Diputados el próximo 22 de julio, conseguirá la mayoría simple de la cámara, se quedará muy cerca de la mayoría absoluta y será investido Presidente del Gobierno. Si llegamos a un acuerdo de gobierno de coalición, Pedro Sánchez tiene la investidura hecha y no hay ninguna necesidad de esperar hasta septiembre ni asustar a la gente con una repetición electoral. Para comprobar que esto es así, basta leer lo que han dicho los demás partidos con representación en el Congreso y coger una calculadora.
Nota al pie: Hasta hace poco el PSOE negaba este hecho y era una de las excusas que más repetían sus portavoces: "No dan los números. Unidas Podemos resta. Si entran en el gobierno la investidura tendrá menos apoyos que si no están." Hasta que Pablo Iglesias hizo una propuesta muy sencilla: "Llevemos un acuerdo de gobierno de coalición al Congreso y, si no sale adelante, nosotros nos replantearemos nuestra posición." El PSOE ya no repite este argumento. Todo el mundo sabe que los números dan.
Cuatro. En la actual situación, en la que PP, Ciudadanos y Vox están inmersos en una competición para ver quién es más reaccionario y hacerse así con el trono de la derecha (y por eso mismo ninguno va a prestar sus votos al PSOE), los 123 escaños del PSOE son menos que los 147 del bloque de la derecha. Por lo tanto, un gobierno de partido único del PSOE (aunque sea en la modalidad posmoderna "de cooperación") sería un gobierno débil e inestable. Por el contrario, un gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos se asienta sobre una sólida base parlamentaria de 165 escaños que aportaría la estabilidad necesaria para afrontar los retos (algunos de ellos muy urgentes) que tiene España.

Cinco. Asumiendo la posibilidad de que, en algún momento, la guerra por el trono de la derecha se acabase y alguno de los tres partidos se abriese a llegar a pactos con el PSOE (algo que ha sido lamentablemente la primera opción de Pedro Sánchez a pesar de sus promesas en campaña y a pesar de lo que coreaban sus bases la misma noche electoral en Ferraz), un acuerdo de gobierno de coalición con Unidas Podemos sería precisamente, en ese escenario, la garantía de que el PSOE no se ve tentado de pactar medidas de derechas con Ciudadanos o el PP.

Hace unos días, la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, a la que tengo aprecio y presume de ser una persona de izquierdas, planteaba esto como un problema. Por el contrario, mí me parece que el hecho de que el futuro gobierno no lleve a cabo medidas de derechas es una ventaja para los españoles.
Nota al pie: Cuando mencionamos en alguna entrevista que, en 20 de 28 países de la Unión Europea, hay gobiernos de coalición, es habitual que se nos cite el ejemplo de Portugal para persuadirnos de que lo mejor es que los 3,7 millones de españoles que han votado a Unidas Podemos se queden fuera del gobierno.
"En Portugal, el Bloco de Esquerda y el Partido Comunista Portugués dieron la investidura al socialista Antonio Costa sin entrar en el gobierno", nos dicen. Efectivamente esto es así, y también es un hecho que en los últimos meses Antonio Costa ha pactado con la derecha una reforma laboral para precarizar a los trabajadores y no reconocer los más de nueve años de congelación de salarios de los profesores de la educación pública. No queremos que lo mismo pase en España.
Seis. Si, cuando hay una fuerza política con casi 4 millones de votos, en la que sus dirigentes, sus militantes y sus votantes tienen voluntad de aportar sus ideas, sus propuestas y su trabajo a la gobernabilidad de España, se la veta de los espacios de gobierno sin dar ninguna razón convincente y por medio de la presión y la amenaza, se está lanzando un mensaje muy tóxico y muy peligroso para la democracia: "Hay votos de primera y hay votos de segunda. Más te vale votar a una opción que guste a los poderosos o, si no, vamos a usar todos los cañones después de las elecciones para que tu voto valga mucho menos que el voto de los que han votado bien."

Un gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos contribuiría a recuperar la fe de la ciudadanía en la democracia como gobierno del pueblo y no como un juego amañado para que, al final, siempre gobiernen los mismos.
Nota al pie 1: Si vuelven a sacar a Portugal, la respuesta es muy sencilla: Ni el Bloco de Esquerda ni el Partido Comunista Portugués querían gobernar en coalición con el Partido Socialista. No es el caso en España. (A veces da un poco de vergüenza ajena tener que contestar a ciertos "argumentos", pero no perdamos la paciencia).
Nota al pie 2: Las mismas consideraciones se aplican a los vetos personales. Si se lanzase una campaña de presiones para vetar a Pedro Sánchez diciendo que el Presidente del Gobierno tiene que ser un "independiente de reconocido prestigio" y no puede ser del PSOE, o que sí, que puede ser del PSOE, pero tiene que ser "un perfil técnico, no político", se estaría entonces diciendo a millones y millones de votantes del PSOE que las elecciones son un timo y que no tiene ningún efecto que hayan ido al colegio electoral el 28 de abril a votar a Pedro Sánchez. Algo muy irresponsable y muy peligroso para la democracia.
Siete. Un gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos, sin vetos, y con una representación de cada una de las dos fuerzas políticas razonablemente proporcional a los votos obtenidos en las elecciones situaría a España dentro de los parámetros de la normalidad democrática y de época. Como decía, en 20 de 28 países de la Unión Europea hay gobiernos de coalición con estas características y lo mismo ocurre o puede ocurrir en las comunidades autónomas de nuestro país en las que no ha habido mayorías absolutas.

Somos conscientes de que España viene de décadas de dictadura y después décadas de un bipartidismo casi perfecto, pero ese tiempo pasó. Los españoles ahora votan una mucho mayor pluralidad y más pronto que tarde la clase política, incluyendo la de los dos partidos dinásticos, tendrá que desarrollar esa cultura de la coalición que es más avanzada democráticamente y que es la norma en Europa.
Nota al pie 1: El PSOE repite mucho que el caso estatal es diferente porque PSOE y Unidas Podemos no sumamos mayoría absoluta en el Congreso y, en otros ámbitos, las fuerzas que componen el gobierno sí la suman. Este tampoco es un argumento válido. En muchos de esos 20 países de la Unión Europea los gobiernos de coalición son en minoría y no pasa nada. En Andalucía, la derecha ha configurado un gobierno de coalición en minoría y es posible que ocurra lo mismo en Murcia y en la Comunidad de Madrid. En Navarra, si finalmente hay acuerdo de progreso liderado por el PSN, seguramente se formará un gobierno de coalición en minoría. En Barcelona, Barcelona en Comú y el PSC han llegado a un acuerdo para gobernar juntos y que Jaume Collboni (del PSC) sea el primer teniente de alcalde de Ada Colau, aunque las dos fuerzas no sumen mayoría absoluta.
Es muy habitual que haya gobiernos de coalición en minoría y hay que recordar además que la suma de 165 escaños que sumamos PSOE y Unidas Podemos está cerca de la mayoría absoluta (176 o 174 si tenemos en cuenta que hay cuatro diputados catalanes suspendidos) y esto conforma una base parlamentaria muy estable. La prueba, lo que ya comenté: que Pedro Sánchez ya tiene hecha la investidura si lleva al Congreso un acuerdo de coalición con nosotros. ¡Y eso que aún no ha negociado con nadie!
Nota al pie 2: Además de los gobiernos de coalición en minoría, otra cosa habitual (por no decir imposible de evitar) es que los socios de coalición piensen diferente en temas importantes. Por eso sorprende la insistencia del PSOE en argumentar que el hecho de que pensemos diferente respecto del conflicto en Catalunya impide el gobierno de coalición. Si esto fuera así, no habría 20 gobiernos de coalición en la Unión Europea, ni en Canarias, ni en Baleares, ni en la Comunidad Valenciana, ni en el Ayuntamiento de Barcelona. Sorprende además doblemente cuando Pablo Iglesias se ha comprometido a aceptar el liderazgo del PSOE en este asunto y respetar con 100% de lealtad lo que acordemos. No se deben poner como excusa temas de tanta importancia.
Ocho. Un gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos sería capaz de llevar a cabo medidas más valientes que un gobierno de partido único del PSOE (aunque sea en la modalidad posmoderna "de cooperación") para recuperar derechos para las mayorías sociales, reducir la precariedad laboral, controlar los precios de los alquileres y la factura de la luz, acercarnos a la igualdad real entre hombres y mujeres, aumentar la justicia fiscal o recuperar la financiación de nuestra sanidad pública, nuestra educación pública, nuestro sistema público de dependencia y nuestro sistema público de ciencia y universidades.

La prueba de que esto es así: El Santander, la CEOE, Moody's, el fondo buitre BlackRock y Morgan & Stanley diciendo públicamente que nos quieren fuera del gobierno. Creo de verdad que los acuerdos entre diferentes pueden tener componentes virtuosas. En el acuerdo presupuestario entre el PSOE y Unidas Podemos que tuve el honor de coordinar junto a Ione Belarra, creo que la combinación entre la experiencia del PSOE y la valentía y la ausencia de deudas con los poderosos de nuestra formación política dio un buen resultado para mejorar la vida de los españoles.

Lamentablemente, el gobierno no cumplió importantes elementos de ese acuerdo, precisamente por tratarse de un gobierno de partido único de ordeno y mando. Un gobierno de coalición es también una mayor garantía de que los acuerdos programáticos se van a cumplir.
Nota al pie: Hay compañeros y compañeras dentro de Unidas Podemos que defienden que es mejor que demos la investidura a Pedro Sánchez a cambio de un acuerdo programático y que nos quedemos voluntariamente fuera del gobierno. Los argumentos que suelen manejar son dos (1) que entrar en el gobierno sería perjudicial para las perspectivas electorales de Unidas Podemos en las próximas elecciones porque (2) no íbamos a conseguir hacer nada desde el gobierno o se iban a invisibilizar nuestros logros. En primer lugar, decir que, incluso aunque este razonamiento fuera correcto, hicimos campaña diciendo que el objetivo era gobernar. Los casi 4 millones de personas que nos votaron lo hicieron con ese compromiso encima de la mesa. Renunciar a él después de las elecciones por un análisis teórico sería, cuando menos, irregular.
Entrando a los argumentos concretos, creo que es enormemente difícil predecir el resultado de futuras citas electorales en la época en la que vivimos y, en todo caso, dar más importancia a las condiciones materiales de vida de mis compatriotas que a la evolución electoral de mi partido para mí es un principio ético fundamental en política. Porque sí creo que vamos a ser capaces de hacer cosas importantes para la gente de este país desde el gobierno. Si eso no fuera posible, ¿por qué las cloacas, los "independientes de reconocido prestigio", los modelos inéditos en el mundo entero "de cooperación", los perfiles "técnicos y no políticos", o las bonitas palabras del Santander, la CEOE, Moody's, el fondo buitre BlackRock y Morgan & Stanley?
Nueve. Un gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos podría convertirse en un ejemplo para toda Europa de que otra política económica es posible. Un ejemplo de que el dogmatismo neoliberal de la austeridad que nos recetó precarizar los empleos y deteriorar nuestros servicios públicos y nuestro estado del bienestar como la única manera posible de salir de la crisis-estafa que los buitres financieros y la banca internacional provocaron no sólo ha generado un ingente sufrimiento humano, no sólo se ha demostrado ineficaz para reactivar la economía o bajar la deuda, no sólo ha creado una Europa de dos velocidades subalternizando a los países del Sur y no sólo es la causa principal del resurgimiento del antiguo fantasma del fascismo en el continente, es que además es una burda mentira que sea la única política económica posible.

Tomando como base el acuerdo presupuestario ya firmado entre el PSOE y Unidas Podemos, que podamos demostrar juntos que (incluso dentro de los estrechos márgenes fiscales de la actual Unión Europea) se pueden desarrollar políticas públicas que pongan la vida en el centro, que demuestren ser más eficaces económicamente y que sean faro en Europa es una oportunidad de país demasiado importante como para malograrla por intereses de partido.

Diez. Estoy convencido de que, del mismo modo que la moción de censura y el posterior acuerdo presupuestario entre el PSOE y Unidas Podemos (incluyendo la mayor subida del salario mínimo de la historia de nuestra democracia) amplió en España la base electoral progresista, de un 47,5% y 167 escaños el 26J de 2016 al 48,9% y 185 escaños el 28A de 2019, la conformación de un gobierno de coalición estable que pueda dedicarse con lealtad, con fuerza y con valentía a implementar las políticas descritas en los puntos anteriores seguiría ampliando el porcentaje de españoles que votan justicia social, servicios públicos dignos, cuidar a la gente corriente y poner límites a los privilegios de los poderosos.

Estoy convencido de que un acuerdo de gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos serviría para seguir ampliando el campo de progreso en nuestro país, porque uno de los principios fundamentales que me empujó a abandonar temporalmente mi (mucho más tranquila) vida de científico es que creo en la inteligencia de mi pueblo y, por eso, sé que, si ponemos de lado las tácticas de partido y sabemos colaborar para mejorar la vida de la gente, eso se verá reflejado en futuras citas electorales que nos permitirán profundizar aún más en ese camino.

No planteemos la negociación de gobierno como una partida de ajedrez (aleatorio o normal), en la que siempre hay uno que pierde y otro que gana… y el que gana nunca es nuestro país. Si sabemos cooperar, un gobierno de coalición puede ser un win-win-win: Gana el PSOE, gana Unidas Podemos y ganan los españoles.


El diestro murciano 'Rafaelillo', cornada envainada en hemitórax izquierdo, de pronóstico grave, hoy en Pamplona


PAMPLONA.- El diestro murciano Rafaelillo, que el martes próximo cumplirá 40 años, fue cogido hoy por el cuarto de la tarde en el coso de La Misericordia, de Pamplona. Al iniciar su faena de rodillas en el tercio fue arrollado por el de Miura en el primer muletazo, estrellándole de manera violenta contra las tablas y allí le volvió a empitonar con dureza. Rafaelillo se ha levantado por su propio pie y ha pasado al callejón, donde su cuadrilla le ha levantado en volandas para llevarle a la enfermería. El grito de dolor del matador ha sido escuchado en buena parte de la plaza. Según ha adelantado en la retransmisión televisiva de Movistar el apoderado de Rafaelillo, Lionel Buisson, el torero no sufre cornada pero padece una grave fractura de costilla.

Atendido en el callejón y con ostensibles gestos de dolor fue trasladado a la enfermería donde fue intervenido de urgencia por el doctor Ángel Hidalgo que firma el siguiente parte:

"En la corrida del día 14 de julio ha sido atendido en la enfermería de la plaza don Rafael Rubio Luján, Rafaelillo, afecto de cornada envainada en hemitórax izquierdo con enfisema subcutáneo, múltiples fracturas costales, hemotórax, e inestabilidad hemodinámica. 

Ha sido intervenido en la enfermería de la plaza, procediéndose a realizar una toracotomía exploradora, realizándose reparación de estructuras lesionadas y hemostasia. Se ha colocado tubo de tórax. El paciente ha sido derivado a complejo hospitalario de Navarra. Pronóstico grave". 

En la enfermería se ha procedido a realizarle una "toracotomía exploradora, realizándose reparación de estructuras lesionadas y hemostasia (técnica para cortar la hemorragia), además de colocarle un tubo de tórax.

Al finalizar la intervención, que ha durado cerca de dos horas, el paciente ha sido derivado a la UCI del complejo hospitalario de Navarra.

El diestro murciano había sido prendido en el último tercio del cuarto toro de la tarde por Trapajoso, un morlaco de 570 kilos.

Rafaelillo, experto en lidiar los Miura en Pamplona, se ha plantado de rodillas junto a las tablas para comenzar el último tercio con la muleta.

En uno de los arranques de Trapajoso, el toro ha prendido con la parte interior del pitón a Rafaelillo y lo ha lanzado contra el burladero en un impacto brutal.

El diestro ha quedado a merced del toro, que se ha ensañado a embestir contra las tablas mientras la cuadrilla del murciano trataba de despistarle.

El percance de Rafaelillo sobrevino cuando el murciano abría faena de rodillas al cuarto toro, de la ganadería de Miura, el toro menos aparatoso de la corrida pero, en cambio, el más peligroso y violento de los seis.

El animal se fue directo a por el torero, lanzándole por los aires y estrellándole violentamente contra las tablas, donde aun le zarandeó de forma espeluznante.

Rafaelillo se echó de rodillas para iniciar la faena de muleta a su segundo toro. Como si fuera un principiante en busca de notoriedad. El de Miura se vino como un tren directamente al bulto, incrustando contra las tablas a Rafaelillo y luego empitonándole de forma brutal. Una cogida atroz que pudo ser trágica.

El torero salvó la vida pero sufre una rotura de costillas doble aparte de otras lesiones. Rafaelillo salvó la vida de milagro porque si entra el pitón en el tórax estaríamos en lo peor. Tantos años matando estas corridas y todavía con ganas de jugársela ante los miuras.

Rafaelillo tiene una fractura doble en una costilla en la parte trasera izquierda. Parte de la costilla se ha desgajado del todo, por lo que el equipo médico procedió a hacer una unión con un tubo en las otras dos partes.

En su primero, un toro imposible para la lidia, lidió y mató con enorme habilidad.

Rafaelillo, había conseguido levantar al público con una gran ovación en ese primer toro de la tarde, Rabanero, el animal que ha causado terror en el octavo y último encierro al descolgarse de la manada y dejar tres heridos por cornadas.

Rafaelillo se ha enfrentado con arrojo y valor a Rabanero, de 640 kilos y el mayor astado de la tarde, que no ha humillado en ningún momento y ha plantado cara tal y como ya había adelantado en la carrera matutina por las calles de Pamplona.

"El toro eran dos o tres Rafaelillos, era una mole y encima no pasaba", ha valorado tras esta primera actuación el torero, en declaraciones al canal Toros de Movistar.

De hecho, los pitones de Rabanero quedaban a la altura de las hombreras. "Ha habido muletazos que me los he visto por aquí", ha señalado el torero en alusión a sus axilas.

Aunque ha costado meter al toro, el murciano ha tirado de profesionalidad y ha conseguido una ovación de la plaza. "He estado con mucho oficio, despejado y esperándolo para no darle ninguna opción a él, que me ha podido coger unas cuantas veces", ha valorado a unos minutos antes de ser prendido precisamente por el segundo toro de su lote.

"La verdad que no he podido triunfar pero me siento orgulloso de haber estado con este toro así y matarlo así". Rafaelillo ha confiado así en tener más opciones con el segundo toro, en el que se la ha jugado incluso de rodillas y al final Trapajoso le ha acabado prendiendo.

Los legendarios toros de Miura cerraron este sábado la feria taurina de San Fermín poniendo una tensa emoción a su lidia y provocando el único percance sufrido en el ruedo durante los diez días de toros de Pamplona, la violenta lesión sufrida por el murciano Rafaelillo.

La corrida de la histórica divisa sevillana estuvo presentada muy en el tipo de la casa, o lo que es lo mismo: tuvo volumen, a pesar de su poco cuajo, y esos pitones aparatosos que los definen como toros "antiguos", aunque en su juego, mayoritariamente desrazado, hubo de todo.

Octavio Chacón mató tres toros por la cogida de Rafaelillo y hasta se permitió el lujo de torera al natural con limpieza a los dos de su lote, el más toreable de la corrida, no sin antes pasar dos sustos.

Juan Leal salió por todas en el tercero y hasta templó en los derechazos, por el pitón bueno del toro. Su segundo se paró, ni una embestida decente. Con la espada Leal dio un sainete.




Fotografía superior, de Miguel Osés

Francesc Arabí: «Zaplana no engañó a nadie»


GATA DE GORGOS.- «El periodismo y la ciudadanía son la última trinchera de la democracia». Dicho así, parece un eslogan publicitario, pero escuchado en la boca de su autor no se puede más que aceptar como una necesidad, una convicción personal y social. Y es que Francisco Arabí sabe de lo que habla, según recoge https://lamarinaplaza.com

Esa frase y muchas más similares se escucharon el pasado viernes en el Centro Polivalente de Gata cuando el periodista y escritor presentó su libro, Ciudadano Zaplana. La construcción de un régimen corrupto (Ediciones Akal 2.019). Arabí no hizo ninguna concesión a las cerca de 200 personas que llenaron la sala. Ante la gente de su pueblo, de los amigos y familiares, habló de periodismo, de política, de corrupción, del poder. Y, obviamente, de Zaplana.
De la contundencia del discurso, no exento de la ironía y el humor propios de Arabí, habla el silencio que durante más de una reinó en la sala. Sólo de vez en cuando, el batir de algún abanico recordaba que, a pesar del aire acondicionado, hacía mucho calor, y que todo lo que se estaba escuchando necesitaba de una dosis extra de aire fresco para poder ser asimilado con toda su realidad.
El periodista Víctor Maceda hizo la introducción del acto definiendo el autor del libro de manera precisa: «Arabí es el mejor periodista valenciano de los últimos 25 años. Lo sabe todo de todos. Zaplana ha tenido la mala suerte de coincidir con él. Ha sido la mosca cojonera de Zaplana». El ex alcalde de Benidorm, el ex presidente de la Generalitat y el ex ministro de Trabajo estaría de acuerdo. 
De hecho, lo está. No le queda otra. Ambos, Arabí y Zaplana, son una pareja de baile que se conocen mucho y desde hace mucho tiempo. Cada uno ha hecho su trabajo de una manera impecable, con dedicación y esfuerzo, incluso con una cierta «admiración» mutua.
Zaplana ha sido un constructor de poder en el peor sentido de la palabra; Arabí un luchador infatigable contra ese sistema de corrupción. Su libro supera la figura de Zaplana y el mundo de la política para situarse como «la radiografía de una época que explique por qué pasó todo lo que pasó. Mis alumnos de la facultad no sabían quién era Zaplana. Por otro lado había un intento de blanquear ese pasado de corrupción, que no comenzó con la Gurtel en 2009, sino mucho antes. Por eso escribí el libro».
Ese pasado de corrupción se fomentó en la época dorada del dinero fácil. «La tormenta perfecta que Zaplana supo aprovechar como nadie. Zaplana no era del PP. Era de él. Es un empresario profesional de la política». Pero no estaba solo y contaba con un buen número de fieles que Arabí explica de la siguiente manera: «La corrupción siempre, siempre, se fundamenta en tres pilares: los políticos, los técnicos, y los empresarios, que son los que nunca salen a la palestra».
Los minutos pasaban y los abanicos no paran de latir. Para los postres, Arabí remató el trabajo en clave de reflexión general afirmando que «todos los mecanismos de control fallaron: los de la justicia, los de la política, los medios de comunicación, así como la ciudadanía, que miró hacia a otro lado. La ciudadanía no puede dimitir de su obligación. Está en juego la democracia».
 Los asistentes tomaron el turno de palabra y en un momento del debate alguien preguntó en voz alta: ¡pero hay solución!!? La sala estalló en risas y aplausos. Arabí no sonrió demasiado. «Es complicado. Corrupción siempre habrá», dijo.
«Ahora bien, alguien se sorprendió cuando Zaplana fue detenido hace unos meses? Alguien dijo: Zaplana!! No lo puedo creer!! No, verdad? Todos sabían quién era y lo que había hecho».