viernes, 8 de mayo de 2020

Pastores de cabras y ovejas de Murcia se ofrecen para paliar por teléfono la soledad de los confinados

MURCIA.- Pastores de ovino y caprino han lanzado una iniciativa por la que se ofrecen a conversar por teléfono con las personas que están confinadas y experimentan la soledad en su casa, a las que les ofrecen una ventana al campo, con el balido de sus ovejas y el sonido de los cencerros ya que ellos están acostumbrados a bregar con la soledad durante muchas horas al día y todo el año solo con sus perros, burros y rebaños.

La puesta en marcha de la campaña 'Compartiendo soledad' ha surgido con motivo de la crisis por el coronavirus, pero desde la Interprofesional Agroalimentaria del Ovino y Caprino (INTEROVIC) han señalado que la propuesta tiene visos de continuidad ya que la pandemia ha puesto de manifiesto la enorme soledad de muchas personas, sobre todo en entornos urbanos.
A la campaña se han sumado ya pastores de Murcia, Huesca, Teruel, Zaragoza, Zamora, Valencia y Extremadura, con los que solo con una llamada se podrá conversar por teléfono con ellos cuando están con su ganado en el campo. De momento el horario inicial previsto será de lunes a viernes de 09.00 a 18.00 horas.
Desde Interovic hacen hincapié en que la idea es que las personas que llamen puedan hablar con el pastor mientras está trabajando en el campo para que le ayude a bregar con la soledad, ante su experiencia en pasar largas jornadas en el campo.
El beneficio es conversar con alguien sin mayor propósito que la propia conversación mediante una llamada de teléfono con la que se pueden asomar a una ventana directa al campo.
La iniciativa se dirige a cualquier persona aislada o en soledad, tanto en su domicilio habitual como en residencias de ancianos o ingresados en hospitales a consecuencia del COVID-19.
De este modo, sentir el sosiego del campo puede hacerse marcando el teléfono 91 002 74 79 donde una operadora pasará al interlocutor con uno de los pastores voluntarios que se han prestado de forma desinteresada a colaborar en la campaña. El coste para el usuario es el de una llamada a un teléfono fijo normal.
Interovic destaca que se trata, en definitiva, de compartir la individualidad con pastores que llevan años conviviendo con ella y además, quienes procedan de un pueblo podrán rememorar su origen rural. Por su parte, los urbanitas tendrán una oportunidad de conocer más de cerca una realidad a menudo desconocida.

No hay comentarios: