martes, 15 de febrero de 2022

Ecologistas en Acción critica que la Consejería de Medio Ambiente tiene 2.000 expedientes sin resolver


MURCIA.- Ecologistas en Acción ha denunciado que las políticas de recortes de personal y medios en el departamento de Medio Ambiente  de la CARM tienen consecuencias de «colapso, riesgos e impactos» sobre el medio ambiente, «retrasos injustificados» e incluso costes a las arcas públicas en forma de sanciones por el incumplimiento de las leyes. La organización considera inadmisible que existan unos 2.000 expedientes de autorizaciones ambientales sin resolver y piden la dimisión del consejero Antonio Luengo. 

«Es inadmisible que existan 2.000 expedientes de autorizaciones ambientales sin resolver, algunos incumpliendo normativa europea, y que podrían suponer sanciones a España», recalcan en sus redes sociales.  

Los ecologistas mencionan un informe del Servicio de Gestión y Disciplina Ambiental al que han tenido acceso. Este documento dice que la acumulación de expedientes se está incrementando y que las consecuencias del retraso son evidentes, estando pendientes de resolver 905 procedimientos de autorización ambiental que precisan de una previa evaluación de impacto ambiental y 462 procedimientos de autorización ambiental integrada, así como otros 783 de autorizaciones ambientales sectoriales, que no requieren evaluación ambiental, y que se encuentran paralizados.

Una de las cuestiones más urgentes que señala el informe del Servicio de Gestión y Disciplina Ambiental, es la revisión de oficio y adaptación de las autorizaciones ambientales integradas concedidas hasta ahora en toda la Región de Murcia (aproximadamente 243 a final de 2021) a las Conclusiones de Mejores Técnicas Disponibles establecidas por la Unión Europea para sectores industriales. 

Incluso identifica una a una las instalaciones que necesitan obligatoriamente adaptación entre las que figura la planta del Gorguel de residuos urbanos del Ayuntamiento de Cartagena, la central térmica de ciclo combinado de Cartagena, o la central térmica de Escombreras.

Hace hincapié el informe también que las actividades con un mayor número de instalaciones pendientes de adaptar a las Conclusiones de Mejores Técnicas Disponibles, y con el plazo de 4 años excedido, corresponde al sector ganadero, y dentro de éste, a las explotaciones porcinas.

Actualmente, el número de instalaciones con autorización ambiental integrada (las más contaminantes) es de 243 y de ellas, 171 corresponden a explotaciones porcinas, quedando por adaptar, y con casi un año de plazo excedido, unas 100 explotaciones porcinas. En cuanto a los sectores industriales, están pendientes de adaptar 52 complejos industriales.

No hay comentarios: